La mayor filtración de las redes sociales: las 10 claves del escándalo Facebook-Cambridge Analytica

Las acusaciones indican que los datos filtrados fueron utilizados para manipular a los votantes e influir en el resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016.

Cambridge Analytica, empresa británica de análisis de datos digitales que trabajó para la campaña electoral de Donald Trump en 2016, y la red social más grande del mundo, Facebook, se encuentran en medio de una tormenta mediática tras una de las brechas de datos más grandes en la historia de las redes sociales: varios medios informaron de que la consultora tuvo acceso no autorizado a información personal de 50 millones de usuarios de Facebook.

Las acusaciones indican que los datos filtrados fueron utilizados para manipular a los votantes e influir en el resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016. Se alega que Cambridge Analytica también participó en otras elecciones en diferentes partes del mundo, incluyendo Argentina, Brasil, Colombia y México.

Aunque ambas compañías niegan las acusaciones, dicha filtración podría ser solo la punta del iceberg respecto al problema de la recogida encubierta de datos por parte de Facebook.

1. El escándalo se destapó cuando The Observer y The New York Times citaron a antiguos empleados, asociados y documentos de Cambridge Analytica para alegar que la firma recopiló información privada de los perfiles de Facebook de decenas de millones de usuarios sin su permiso.

2. Cambridge Analytica supuestamente obtuvo estos datos de Aleksandr Kogan, un psicólogo de la Universidad de Cambridge que creó una aplicación llamada thisisyourdigitallife en 2014. Sus usuarios fueron pagados para que realizaran una prueba psicológica en forma de cuestionario. La aplicación recopiló sus datos y también reunió información sobre sus amigos en Facebook.

3. Debido a que 270.000 personas participaron en el cuestionario, los datos de unos 50 millones de usuarios, principalmente en EE.UU., fueron supuestamente reunidos sin su consentimiento explícito a través de sus redes de amigos, de acuerdo con Christopher Wylie, exempleado de la empresa, quien reveló las supuestas prácticas a ambos periódicos.

4. Luego, Kogan compartió los datos con Cambridge Analytica, lo cual le permitió desarrollar un 'software' para ayudar a influir en las elecciones. Wylie confesó haber ideado un plan para usar información privada de los perfiles de Facebook de millones de ciudadanos estadounidenses para crear perfiles psicológicos y políticos. Y luego dirigirse a ellos con personalizados anuncios políticos diseñados para influir en su particular perfil psicológico.

5. Según Facebook, sus usuarios dieron su consentimiento para que Kogan accediera a cierta información limitada de su perfil, grupos de amigos y contactos.  Sin embargo, al pasar esta información a Cambridge Analytica, Kogan quebrantó las políticas de la red social.

6. Asimismo, Facebook ha anunciado que en 2015 conoció que los datos habían sido mal utilizados. Pero solo el viernes, un día antes de que se publicaran los informes, Facebook confirmó que suspendía a Cambridge Analytica. Según la red social fundada por Mark Zuckerberg, anteriormente le había pedido a la compañía que borrara los datos de los usuarios que había recopilado, pero recientemente ha conocido que no lo había hecho.

7. La controversia dio otro giro cuando un documental de Channel 4 News reveló las tácticas sucias de Cambridge Analytica en procesos electorales en diferentes países. Durante una operación encubierta del canal, los ejecutivos de la compañía fueron grabados alegando que podrían usar las llamadas 'trampas de miel' (uso de relaciones sexuales o románticas para desacreditar a rivales), sobornos, espías y noticias falsas para ayudar a determinados candidatos a ganar elecciones en cualquier parte del mundo.

8. Facebook ha generado críticas por su supuesta inacción para proteger la privacidad de los usuarios. Funcionarios estadounidenses y europeos han pedido al presidente ejecutivo de la red social, Mark Zuckerberg, que explique cómo la información personal de los usuarios de Facebook terminó en manos de Cambridge Analytica.

El lunes, las acciones de Facebook registraron una caída de un 7,2%, lo que supone una pérdida de unos 35.000 millones de dólares para su capitalización bursátil.

9. Tras la controversia, el cofundador de WhatsApp, Brian Acton, que se unió a Facebook cuando la aplicación fue adquirida por el gigante de las redes sociales en 2014 pero dejó la empresa el año pasado, instó a los internautas a eliminar sus cuentas de Facebook, utilizando la etiqueta #DeleteFacebook ("eliminar Facebook", en inglés) que ya se ha convertido en una tendencia en Twitter.

10. Cambridge Analytica es una firma de análisis de datos digitales con divisiones políticas y de mercadeo, y oficinas en Nueva York, Washington, Londres, Brasil y Malasia. La empresa fue financiada por el partidario de Trump y multimillonario Robert Mercer. El exasesor de Trump, Steve Bannon una vez fue miembro de su junta directiva. La compañía, que comenzó a trabajar para la campaña de Trump en junio de 2016, prometió que sus llamados perfiles "psicográficos" podrían predecir la personalidad y las tendencias políticas de cada adulto en EE.UU. 

¿Solo la punta del iceberg?

La controversia en torno a Cambridge Analytica ha puesto de relieve el hecho de que, al menos hasta hace poco, Facebook no ha hecho un buen trabajo salvaguardando los datos privados de los usuarios.

¿Red social? Snowden definió a Facebook de otra manera

El martes, The Guardian publicó una entrevista con Sandy Parakilas, "gerente de operaciones de la plataforma en Facebook, responsable de vigilar infracciones de datos por parte de desarrolladores de 'software' de terceros entre 2011 y 2012".

Según Parakilas, Facebook requería que los desarrolladores de aplicaciones firmaran acuerdos mediante los que prometieran respetar las restricciones de privacidad asociadas a los datos de los usuarios que recibían a través de las API de Facebook, pero el cumplimiento de estos requisitos fue extremadamente negligente.

"Me preocupaba que Facebook no pudiera monitorear todos los datos que dejaban sus servidores a los desarrolladores, así que no teníamos idea de qué estaban haciendo los desarrolladores con los datos", detalló Parakilas al medio. "Una vez que los datos salían de los servidores de Facebook, no había ningún control, y no se tenía ni idea de lo que estaba pasando".

Parakilas aseguró que "ha sido doloroso ver el escándalo que se está desarrollando en torno a Cambridge Analytica, porque "sé que podrían haberlo evitado".

Fuente: RT Actualidad

Institucional

Institucional 350x87px

Prezi Historia de la Computadora

Prezi Proyecto Digitalización Archivo Histórico

Prezi Evolución de los Motherboard