Descubren un millonario fraude publicitario en Android a través del espionaje ilegal

Usaron más de 125 aplicaciones fraudulentas. La estafa es astronómica: se estima que cada una recaudó 75 millones de dólares al año.

 

Android es el sistema operativo móvil más utilizado en el mundo. Por eso es un buen negocio para los desarrolladores. Y, al parecer, también para los piratas informáticos. Si bien Google usualmente aplica medidas preventivas, una nueva investigación destapó un fraude publicitario de gran escala dentro de ese sistema operativo por parte de varias APPs.

 

El descubrimiento fue realizado por el sitio BuzzFeed. En un informe exponen a una red que utilizó cerca de 125 apps fraudulentas, muchas de ellas dirigidas a niños y adolescentes, que literalmente espiaron el comportamiento de los usuarios.

Con esta información programaron bots para que imiten los hábitos de los usuarios. Así generan tráfico falso en apps y sitios web. Con las estadísticas de "uso falso" lograron atraer anunciantes y ganar mucho dinero.

No les fue mal, al menos hasta que el fraude fue descubierto. Cada una de las apps recaudó cerca de 75 millones de dólares al año en ingresos por publicidad.

Un trabajo de hormiga

Este fraude se basaba en la compra de apps legítimas. Una empresa de nombre We Purchase adquiría aplicaciones disponibles en Google Play (tras ofertar a los respectivos desarrolladores) y luego las transfería a empresas fantasma.

Así, las apps adquiridas simulaban ser de diferentes “dueños”, cuando todas eran parte de una misma red. Estas herramientas fueron utilizadas para lo que explicamos arriba: espiar a los usuarios y programar bots que imitan estos comportamientos.

Las ganancias son astronómicas si multiplicamos 125 (la cantidad de apps) por 75 millones de dólares al año. Para colmo, en el informe citan a una fuente anónima que asegura que los piratas informáticos lograron multiplicar por diez los ingresos.

Las medidas de Google

Antes de publicar el descubrimiento, la publicación informó el fraude a Google. La compañía estadounidense informó en su blog que eliminó todas las aplicaciones involucradas en la estafa.

Google estima que el daño está en torno a los 10 millones de dólares. Una cifra muy inferior a la mencionada, aunque en este caso refiere al perjuicio en Google Ads (el sistema de anuncios de la compañía). Gran parte del fraude afectó a sistemas publicitarios de terceros.

Fuente: tn.com.ar/tecno

Institucional

Institucional 350x87px

Prezi Historia de la Computadora

Prezi Proyecto Digitalización Archivo Histórico

Prezi Evolución de los Motherboard