Impulso para la huerta de la Unidad Penal N° 27

Días pasados los directivos de la Unidad Penitenciaria N° 27 de Sierra Chica recibieron una importante cantidad de elementos de trabajo que se incorporarán a la huerta con que cuenta la dependencia, procedentes de la Dirección General de Trabajo Penitenciario.

Se trata de carretillas, palas anchas y de punta, guantes y mangueras entre otros elementos que serán de gran importancia en este sector de la cárcel donde trabajan entre 18 y 20 internos junto a un maestro penitenciario capacitado en el área.

La huerta comenzó en una pequeña parcela de terreno que en la actualidad ha multiplicado tanto sus dimensiones como la cantidad de personas que en ella se capacitan y aprenden, motivo por el cual desde la Dirección de Trabajo se busca impulsar su crecimiento con el objetivo de convertirlo en un proyecto autosustentable, que permita alimentar a los detenidos que allí se alojan.

El crecimiento de esta huerta también a llevado a poner en marcha paralelamente otros proyectos como el tratamiento de los residuos orgánicos, la puesta en marcha de composteras y la clasificación de los residuos en el marco del Programa Basura Cero.

Todo se enmarca en los objetivos de contribuir en el cuidado del medio ambiente y la capacitación laboral de los privados de libertad, con lo cual este penal se suma a la beneficiosa política ambiental que busca mejorar la calidad de vida a través de principios sustentables.