Sábado 15 Diciembre 2018

Capacitaron en oficios a 12.500 internos en cárceles bonaerenses en los primeros ocho meses del año

Se dictaron 819 cursos en los 56 establecimientos carcelarios. Un informe oficial indicó que se duplicó la matrícula respecto al mismo periodo del año pasado. La historia de Walter, un interno que enseña construcción en seco a sus pares en un Penal de San Martín, avalado por una Fundación

En los primeros ocho meses del año fueron capacitados en oficios cerca de 12.500 privados de la libertad alojados en las cárceles bonaerenses, un 107 por ciento más que el año pasado, de acuerdo a un informe oficial del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Walter tiene 45 años, está detenido en la Unidad 47 San Martín desde hace 20 meses y es maestro mayor de obra. Desde la Fundación Oficios de la UOCRA lo entusiasmaron para que brinde capacitación a sus pares en cursos intensivos de cuatro encuentros semanales durante dos meses y medio.

De esta manera Walter pudo este año capacitar a 40 internos en electricidad y en construcción en seco. “Los manuales, los cuadernos y los lápices nos lo da la Fundación y yo coordino las clases teóricas y prácticas. Es una buena manera de aprovechar el tiempo en el que estamos privados de libertad. Ahora ya saben cómo instalar placas de yeso, un oficio muy buscado en la calle”, afirmó el interno instructor.

Al respecto, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, dijo que “en estos espacios de desarrollo formativos técnico-prácticos, los internos adquieren habilidades y logran el reconocimiento del trabajo como valor, lo cual se enmarca también dentro de los objetivos que nos marcó la gobernadora María Eugenia Vidal”.

De acuerdo al informe oficial elaborado por la Dirección de Promoción e Inclusión Sociolaboral, que depende de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB, los internos fueron capacitados de tres maneras bien diferenciadas: mediante los cursos de Formación Profesional, con Capacitaciones Laborales brindadas por sindicatos, ONGs, asociaciones civiles y cámaras empresariales, y a través de Cursos de Formación No Formal, dictados por personal penitenciario o por los propios detenidos.

Los Centros de Formación Profesional, que dependen de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, desarrollan sus propuestas en 43 de las 56 Unidades Penales, y en los dos primeros cuatrimestres se iniciaron 273 cursos con una matrícula de 4.716 internos.

Las capacitaciones laborales que llevan adelante sindicatos, organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles y cámaras empresariales, ofrecieron 191 cursos en 34 cárceles bonaerenses y así adquirieron algún oficio 3.776 privados de libertad.

Y por los Cursos de Formación No Formal, en 44 penales, se iniciaron 355 propuestas de instrucción laboral con 4.407 internos matriculados.

Esto significa que fueron 12.487 los detenidos alojados en la órbita del Servicio Penitenciario que sumaron conocimientos en oficios, mientras que en el mismo periodo de 2017 habían sido 6.032.

Entre los oficios que adquieren los detenidos figuran el de herrería, carpintería, panadería, chapa y pintura, operador y reparador de PC, marroquinería, mecánica de motos, alfabetización digital, electricidad, tapicería, gastronomía y construcción, entre otros.