Disciplina y Tarambana: los payasos de la Unidad 38

Matías y Mario se toman su tiempo y dedican cada gota de pintura para salir a animar. Ellos son los Payasos Tarambana y Disciplina. Todos los domingos llevan humor y alegría a los hijos de los privados de la libertad que visitan a sus padres. Viven en el pabellón N° 3 de la Unidad 38 y profesan el culto evangelista.

“Nosotros también estamos en contexto de encierro pero debemos tratar de romper con eso de que hijo de preso sale preso, por eso inventamos juegos y trasladamos a los chicos a otro mundo más colorido”, cuenta Disciplina emocionado.

Con dos bolsas mágicas y gigantes que mayormente están vacías, los chicos esperan descubrir lo que hay allí, pero los payasos invitan a los visitantes a imaginar con juegos o algún caramelo masticable que trae la familia o algún vecino de la zona acerca al establecimiento carcelario, qué puede haber en esas bolsas.

Hay risas, cariño y contención. Se ha generado un vínculo del que la propia familia también forma parte “una vez un nene me dijo payaso te amo y me emocioné mucho” cuenta Tarambana “damos abrazos y esperamos el domingo para verlos otra vez”.

Desde la sección de Vigilancia y tratamiento de la Unidad acompañan esta iniciativa que no se ve generalmente en las demás cárceles de la Provincia a excepción de fechas puntuales como Día del Niño, Navidad y Reyes. Los payasos agradecen y también destacan el acompañamiento de Ezequiel y Jorge, dos compañeros de pabellón que apoyan este proyecto de vida personal y para los demás.

Finalmente, a coro, los dos payasos quieren hablar de sus hijos “hace mucho que no los vemos y acá jugamos como lo haríamos con ellos”.

Producido por Matías Verna en la Oficina de Prensa de la Unidad Penitenciaria N° 38 Sierra Chica.
Lic. María Genoveva Pezzali
Coordinadora de Prensa 
Complejo Penitenciario Centro Zona Sur