Ante la crisis, intendente crea un Consejo Económico y Social

El jefe comunal de Bolívar firmó un decreto para constituir un órgano consultivo, integrado por sectores de la producción, el trabajo e instituciones de la región. Es una respuesta ante la "crítica situación" y convocará a expertos para diseñar políticas públicas en momentos de necesidades crecientes.

La crisis, que se manifiesta con diferentes rostros, obliga a los responsables políticos de todos los niveles a activar mecanismos que permitan contener posibles efectos no deseados.

En la búsqueda de acuerdos para atajar los efectos de la devaluación, la suba de precios, el desempleo creciente y la incertidumbre, el intendente de Bolívar, Marcos Pisano, decidió crear un Consejo Económico y Social, integrado por sectores productos, económicos, trabajadores e instituciones de la región.

El órgano, que será de asesoramiento, estará "integrado por representantes del sector económico-productivo, del sector trabajador y de organizaciones de la sociedad civil, siendo presidido por el jefe comunal. Funcionará bajo el mecanismo de asamblea integrada por el conjunto de sus miembros, y se deberá reunir en sesión ordinaria (de carácter público) al menos una vez por bimestre, y en sesión extraordinaria por convocatoria del presidente, o por acuerdo de los dos tercios del total de los miembros", según el texto de su constitución.

Según se define entre sus objetivos, "será un órgano colegiado de participación ciudadana, de carácter consultivo. Constituirá un ámbito estratégico de deliberación, consulta y concertación plural sobre los principales lineamientos de desarrollo económico, productivo y social de Bolivar".

El jefe comunal resaltó que “es fundamental hoy más que nunca trabajar juntos, dejar de lado las diferencias. La situación crítica nos obliga a reunirnos en una mesa a trabajar”, confiando en que sea una herramienta útil de asesoramiento y formulación de políticas públicas tendientes a la protección y promoción de las fuentes de trabajo y a la contención de necesidades básicas.

En el decreto, se señala que sus funciones serán las de "recopilar la información estadística necesaria para realizar un seguimiento adecuado del estado de trabajo en el distrito; analizar la información disponible para realizar un diagnóstico de la situación social del distrito; proponer políticas públicas locales para proteger los puestos de trabajo, promover la creación de fuentes de trabajo, la producción y el comercio local, y políticas sociales activas que atiendan la emergencia respetando la promoción humana y la dignidad de todos los vecinos”.

Además, se propone “convocar a expertos reconocidos para asistir en la formulación de políticas públicas; redactar y difundir informes y propuestas elaboradas en su seno; interactuar con los gobiernos nacional, provincial y de municipios vecinos a fin de gestionar herramientas y recursos necesarios para la defensa y promoción del trabajo y la atención inmediata de las necesidades sociales”.

Fuente: latecla.info