Mosca: Es lindo saber que la gente sigue confiando

Sin detener su recorrida por la Provincia, el titular de la Cámara baja, Manuel Mosca, le cuenta a La Tecla acerca de la movida mundialista y analiza la relación legislativa de Cambiemos con el peronismo. Además, halaga a Vidal, le pega a Cristina y defiende las políticas de Macri

Acaba de reunirse con el intendente de Necochea, el massista Facundo López y sale raudo a encontrarse con dirigentes de Cambiemos de General Alvarado. Unos días antes, tres precisamente, sin volver a La Plata, visitó unos quince distritos de la Sexta y otros tres de la Quinta. A fondo. Así se mueve el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca.

En medio del mundial, el hombre de Bolívar se propuso recorrer sesenta municipios con el objetivo de llevar el mensaje de Vidal, visitar obras y dar pelea a los gobernadores peronistas que “quieren volver a discriminar a todos los bonaerenses”. Cuarenta minutos, mano a mano. Sólo no quiso pronunciarse a favor o en contra de la despenalización del aborto. Eligió “evitar”.

Resalta varias veces las políticas encaradas por la Gobernadora y está convencido de que lo mejor para la gente es que siga por cuatro años más. En cambio, manifiesta que Cristina es el pasado y le atribuye a la herencia gran parte de los problemas actuales. Además, se refiere al presente de la Cámara baja, a la grieta y a la UCR, entre otros temas.

-¿Se trata de recorridas de campaña, de gestión o de las dos cosas?

-La idea es poder hablar con la gente, saber cómo están. También hablamos con los intendentes acerca de las obras que se están realizando, del avance de las mismas. Y por supuesto es que las inquietudes de los jefes comunales, que son los que tienen el cara a cara diario con el vecino, nos sirven para poder transmitirlas y así ayudar en lo que se pueda. Nos sentimos parte del mismo equipo que integra el Ejecutivo y en ese sentido el buen funcionamiento que tenemos como tal nos ayuda a poder repotenciar el trabajo en una Provincia que es muy grande, muy diversa y en la que hay muchísima gente a la espera de esas soluciones que empezaron a llegar hace dos años y medio.

-El tema del traspaso de Aysa a la Provincia y la pelea con los gobernadores peronistas es uno de los temas que primero se trata en estos encuentros con intendentes oficialistas y opositores.

-En el fondo el tema que tocamos es la defensa de los intereses de los bonaerenses y la sustentabilidad económica que hemos ido logrando entre todos. Ahí no hay distingo. Cuando reclamamos por el Fondo del Conurbano lo hicimos entre todos, con la oposición también. Y ese caso, como éste, las banderías políticas quedan a un lado. De cara a los debates que se vienen acerca de cómo ordenar la economía nacional, el objetivo es que los gobernadores peronistas del interior no vuelvan a querer discriminar a la provincia de Buenos Aires, que ya bastante esfuerzo hace a partir de su solidaridad para con el resto de la Argentina recibiendo solamente el 25 por ciento de lo que se reparte y aportando el 37,5 por ciento. Queremos seguir haciendo ese esfuerzo para el país, pero a partir de la continuidad de una Provincia que se va poniendo de pie y que de a poco puede ir saldando el déficit en infraestructura, una obsesión que tiene María Eugenia (Vidal) como gobernadora.

- ¿No hay grieta en este tema? Fueron muchos los peronistas que también se mostraron de acuerdo con el hecho de defender la economía provincial...

-Sí, totalmente. Nos mostraron su apoyo intendentes del Justicialismo, del Frente Renovador, del Vecinalismo, que al igual que la gobernadora y cada uno de nosotros, defienden los sueños de los bonaerenses y las soluciones que están por llegar. No puede haber grietas. Se trata ni más ni menos que cuidar y defender a quienes representamos, los habitantes de la Provincia.

-Las cosas no están bien en materia económica. ¿Reconocen esa complicada situación a partir de estas recorridas?

-Se aprecia que en este camino que hemos decidido transitar, el camino de decirnos la verdad, de construir una Provincia para todos y un país con una economía que crezca de manera sostenida y no gaste más de lo que no tiene, hay retrocesos y dificultades. Obviamente que la gente sabe y es consciente del esfuerzo que está haciendo, que por supuesto es algo que agradecemos de corazón. Esta movida de tomar contacto con los habitantes de cada rincón de la Provincia es para transmitirles, además de la confianza de que este es el camino correcto, el agradecimiento de todos nosotros por el esfuerzo que llevan adelante. También hay que destacar que la gente valora las cloacas, el asfalto, las rutas; se da cuenta que invertimos los recursos dónde corresponde, que las promesas de campaña se cumplen. Más allá de la dificultad, es lindo saber que la gente sigue teniendo confianza.

-¿Son más los que tienen esperanza que los arrepentidos de haber votado a Cambiemos?

-La gente sabe que les decimos la verdad. Y a partir de ahí tenemos un contrato implícito que hemos hecho desde el día en que eligieron cambiar. Este camino no tiene retorno, es el camino que, pese a los problemas, nos va a llevar a poner la Provincia de pie. La gente reconoce el acompañamiento del gobierno, sobre todo a los sectores más vulnerables. Si bien nos manifiestan su preocupación por el presente, es notoria la confianza. Obvio, tienen la misma ansiedad que tenemos nosotros: quieren que baje la inflación, estar mejor.

-Desde hace un tiempo está casi confirmado que Vidal será la postulante a la Gobernación en 2019. ¿Quiere que sea así? ¿Va a ser así?

-No lo sé. Sí tengo en claro que lo que más le conviene a los bonaerenses en función de sus intereses y a la Provincia, es que María Eugenia continúe un mandato más. Por supuesto, es una decisión de ella.

-¿El Vice tiene que volver a ser radical?

-Estoy convencido de que una de las razones principales por la que hemos podido hacer tanto por los bonaerenses es Daniel Salvador.

-A veces los radicales se sienten dejados de lado y pareciera que necesitan convencerse de que son tan importantes como el Pro.

-Son protagonistas absolutos de lo bueno que le pasa a la Provincia.

-¿Cree que Cristina sigue siendo la líder de la oposición y que al igual que en 2017 va a ser la ordenadora del peronismo?

-El peronismo tiene una diversidad de posibles candidatos que pueden permitirle construir una alternativa por fuera de la voluntad de Cristina, independientemente de lo que ella representa políticamente. Hay espacio para que surja algún liderazgo alternativo, pero todavía está todo muy en el aire. La foto de hoy no va a ser la del año que viene. Lo que se ve ahora son dirigentes del peronismo decididos a no formar parte de lo que representa el pasado, del cual Cristina es el máximo exponente.

“Vamos a insistir para que UC sea parte de lo bueno que le pasa a la Provincia”

-La cercanía de las elecciones hace que las discusiones en Diputados sean cada vez más ásperas… ¿Lo que queda del año legislativo va a ser tan duro como el debate por las tarifas?

-Me siento agradecido de por vida con gran parte de la oposición, pues lo que se jugaba la Provincia de Buenos Aires cuando se eligió cambiar era muy fuerte. La disyuntiva pasaba por si se quería tener connivencia con las mafias o no, si queríamos una Provincia que hiciera obras o no, si queríamos una Provincia que recuperase gran parte de lo que le habían robado durante años o no o una Provincia que castigue a los policías que manchan el uniforme o no. Logramos tomar el camino correcto. ¿Por qué? Por la enorme voluntad del gobierno provincial, por el acompañamiento de la gente y también por el apoyo de gran parte de la oposición, que supo comprender el estado destrozos en el que encontramos la administración y que puso por delante de la política las problemáticas de la gente. Por eso es que relato tanto la figura de Sergio Massa y el Frente Renovador y a los intendentes del peronismo, como es el caso de Martín Insaurralde, entre otros.

-Cuando dice “gran parte de la oposición”, claramente queda afuera el bloque de Unidad Ciudadana, el kirchnerismo.

-Sí, pero no nos rendimos. Vamos a seguir insistiendo y apelando al diálogo para que también ellos formen parte de todo lo bueno que le está pasando a la Provincia. No vamos a dejar de intentarlo. A pesar de las diferencias, nos guía lo mismo, que es que los vecinos de esta Provincia estén mejor.

-En Diputados hay cuatro bloques de extracción peronista, además del Frente Renovador.. ¿Si estuvieran todos juntos en una sola bancada sería más difícil para Mosca cumplir con los pedidos de Vidal? De alguna manera, desde el oficialismo se le saca el jugo a desunión Justicialista…

-No sé si las cosas serían más difíciles. Primero que no considero que se trate de todos bloques peronistas. Hay una diversidad que enriqueció mucho a la Cámara. La división es entre quienes quieren ser parte de la solución y entre quienes aún no han sabido, podido o querido ser parte de la solución. Cada tema va a generando un diferente ordenamiento, a veces con más coincidencias y a veces con más diferencias. No me asusta eso. Forma parte de la dinámica de la política y de cómo representamos los intereses de los bonaerenses.

“Nos hacemos cargo de los problemas actuales”

-¿Hasta cuándo Cambiemos va a hablar de la herencia para criticar a la oposición o para no hacerse cargo de problemas actuales?

-Nosotros nos hacemos cargo de todos los problemas actuales, pero muchas veces para explicar esos problemas es necesario analizar de dónde venimos. No sé si va a haber un momento en el que se deje de hablar de la herencia, más teniendo en cuenta cuando al menos es la Provincia ha sido tan desastrosa. Probablemente dejemos de hablar de la herencia, también la gente, cuando resolvamos todos los problemas, que son muchos. Claro, el proyecto apuesta al presente y al futuro, a encontrar soluciones siempre.

El legado: “Una Provincia viable”

-¿Buenos Aires sigue siendo una Provincia inviable, como se decía en campaña?

-No tengo dudas que a partir del compromiso del presidente Macri con los vecinos de la Provincia y a partir de la voluntad de la Gobernadora de ponerse al frente de un reclamo que tuvo el acompañamiento de la mayoría de la clase dirigente, si aparte nos plantamos y defendemos nuestros recursos ante quienes quieran venir a discriminarnos nuevamente, en este caso algunos gobernadores del peronismo, después de 2019 vamos a haber dejado como principal legado una Provincia viable y sustentable de cara al futuro.

Lo que viene en la Legislatura

¿Qué es lo más importante para el medio año legislativo que resta?

-Seguir con la Reforma Judicial, ya que se trata de una reforma integral que va a surtir efecto si avanza en su totalidad. Por eso es importante tratar de aprobar el Código Procesal Penal en los próximos meses. Lo propio sucede con la selección de magistrados. También hay una ardua discusión en torno al régimen laboral. Estos cambios van a permitir poner a la víctima en el centro del proceso, que el estado cuide y acompañe a la víctima; y además va a permitir que la Justicia actúe más en sintonía con la voluntad del Ejecutivo y así resolver los problemas que más le preocupan a la gente, entre los cuales está la inseguridad. Además prevenir y de encontrar y atrapar al que delinque, además de formar a las fuerzas de seguridad, es necesario que los que cometen delito estén privados de la libertad. Hay que cuidar al vecino que elige vivir en el marco de la ley. Eso se va a poder lograr si la Justicia va en consonancia con los poderes Ejecutivo y Legislativo.

De política y la amistad: la “pelea” con Bucca y la manera única para ganar Bolívar

-¿Cómo están las cosas con tu amigo y coterráneo el diputado Eduardo “Bali” Bucca después de ese áspero cruce tuitero que llamó la atención a propios y extraños?

-El cruce fue real, pero no deja de ser meramente político. No estoy enojado con Bali desde lo personal, si es mi amigo. Pero desde lo político me molesta tremendamente que hagan política con un tema que debiera encontrarnos a todos unidos, que es volver a encontrar la solución al descalabro energético que generó el gobierno anterior. Es llamativo que si fuiste parte del Gobierno anterior le reclames al actual, mientras está tratando de ordenar el sistema tarifario a partir de la verdad y con un enorme esfuerzo. A veces siento que la oposición plantea soluciones mágicas y no se hace cargo de haber formado parte de un gobierno que fue el que provocó casi un colapso energético. La reacción fue por eso, simplemente. Quedó ahí.

-¿Si bien él también se prendió en contestar, no hubo un llamado en el medio?

-Me llamó por teléfono después de responderme por Twitter (risas). Nos llamamos siempre, tenemos un montón de problemas por resolver tanto en la Provincia y en Bolívar. No hay mucho margen como para que pasemos un tiempo sin hablarnos. Allá hay un trabajo articulado entre Provincia y municipio muy prolijo y efectivo, que en más de una oportunidad me ha generado algún dolor de cabeza con dirigentes de la parte más dura de Cambiemos. Yo le quiero resolver los problemas a la gente. Y la gente, en las últimas elecciones, eligió a un intendente del peronismo, en el caso de Bolívar, mi amigo Bali Bucca.; que ahora es reemplazado por mi amigo Marcos Pisano. Más allá de todo, a Doña Rosa no le importan las diferencias políticas, le importa que le resuelvan los problemas, que le llegue el agua corriente, las cloacas y el asfalto.

-Como dirigente importante de Cambiemos de la Provincia vas a trabajar para que tus amigos pierdan

-Ellos van a perder si la gente ve que fuimos parte de las soluciones. Y se nos va a hacer muy cuesta arriba si ve que especulamos en ese sentido. Si la gente ve que siendo oposición a nivel local fuimos parte de las soluciones, van a entender que en caso de ser Gobierno también a nivel local, esas soluciones van a llegar mucho más rápido aún porque la voluntad de cambio es la que te permite transformar de manera más veloz a la que lo hacen los gobiernos de la oposición.

2019 a la vista: un soldado de Cambiemos

-Falta menos de un año para el cierre de listas y a Mosca se le vence el mandato como diputado. ¿La intención es renovar?

-Soy un soldado de Cambiemos y voy a estar para lo que María Eugenia necesite. Igualmente no es algo que me esté planteando a tanto tiempo de las elecciones. Son muchos los debates que quedan por delante en la Legislatura. Ni María Eugenia, ni ninguno de nosotros tiene la voluntad de hacer planteamientos relacionados a candidaturas, es lo que la gente nos reprocharía. Cuando la gente eligió cambiar también eligió que los gobernantes no se ocupen de manera anticipada de las candidaturas. Debemos honrar esa confianza.

Fuente: latecla.info