Sábado 15 Diciembre 2018

Gestos constructivos que han pervivido hasta nuestros días

En el año 1915 cuando la comuna bolivarense continuaba con el mejoramiento de las calles céntricas con rellenados y pasos de piedra en las bocacalles, la empresa constructora de la flia. Devito estaba desarrollando en nuestra localidad una importante actividad.

Primeramente Francisco Devito como fundador y luego sus hijos Antonio y Francisco dejaron obras imborrables para los bolivarenses, por su distinción en las típicas fachadas de viviendas y por la construcción de monumentos y edificios públicos que aún hoy después de tantos años interactúan con la comunidad. 

Es así que la familia de destacados constructores realizó un trabajo particular sobre la avenida Lavalle, que apenas estaba tomando forma como arteria principal.

Mientras tanto en la prolongación de dicha avenida los vecinos Juan Maineri, Agapito Fernández, José Baya, Diego Naranjo y Honorio Laborde, constituidos en comisión se ocupaban del camino general que pasaba por el cementerio. 

 
 

 

El trabajo particular de nuestra localidad se encuentra a metros de plaza Mitre, se trata de una vivienda que tiene en su frente como decoración rostros que sacan la lengua. Por la buena calidad de construcción, más que por reglamentaciones urbanísticas, los gestos de escarnio de la edificación hoy atestiguan una anécdota que repasa Carlos Devito, nieto del fundador de la firma que con su talento y herederos transformaron la urbanización de Bolívar.

“Hace muchos años mi familia participó de una puja presupuestaria para construir dos propiedades. La empresa que disputó a Devito y concursó a los privados no era de Bolívar, y mejoró la oferta de una de las propiedades. Es decir mi familia construiría una casa y la constructora foránea se encargaría de la otra. Las construcciones comenzaron en la misma fecha, terminando Devito de construir su obra encargada mucho antes que la vivienda situada exactamente enfrente…ese es uno de los motivos por el cual aparecen en la fachada (ver foto) las caras sacando la lengua, algo así como una mofa, un diseño de carácter burlesco por haber terminado antes que su competidor…”

Si bien los gestos constituyen una parte crucial en el ámbito de la comunicación, podríamos decir que en el entorno de las construcciones bolivarenses los obradores de aquella época no eran ajenos a las muecas y ademanes constructivos para transmitir sus mensajes, hechos que cobran una fisonomía singular, casi similar o tal vez por encima de las acciones faciales.

Los excelentes materiales de construcción utilizados en aquellos primeros años continúan protegiendo una identidad a lo largo del tiempo y son únicos testigos de una época apreciada por nuestra memoria.

 

Fuentes consultadas

Estás a un click de nuestra historia…Si te gusta nuestra propuesta suscribite a nuestro canal de YouTube para seguirnos.

 
 
 
Adrián Ituarte
partidodebolivar.com
Todos los derechos reservados

 

1878 - 2 de marzo - 2018

Institucional

Institucional 350x87px