Las escuelas abren sus puertas, pero en la Provincia las clases no arrancan

El gremio docente lleva adelante una medida de fuerza de 48 horas y en la Provincia no se dará inicio al ciclo lectivo. No obstante, los edificios estarán abiertos ya que los auxiliares no adhieren. El Gobierno descontará los sueldos por falta de presentismo.

Las clases no comienzan este lunes 5 de marzo en las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires a raíz del paro de 48 horas anunciado por CTERA. No obstante, los edificios tendrán sus puertas abiertas. Es que los auxiliares de la educación decidieron no adherir a la medida de fuerza.

Ante este escenario, el Gobierno bonaerense aseguró que descontará el día a los docentes que decidan no presentarse en sus lugares de trabajo a la vez que señaló que “ya se depositaron los 4.500 pesos del presentismo de 2017”.

En el Ejecutivo buscarán minimizar el impacto del conflicto y esperan que la huelga cuente con una adhesión no superior al 50 por ciento. 

"Tengo la impresión de que mañana nos vamos a llevar una gran sorpresa con la mayoría de las escuelas abiertas y la mayoría de los docentes educando", aseguró el ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro.

Buenos Aires no es la única provincia en la que no se iniciarán las clases. En Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Río Negro, San Luis, Neuquén, Chaco, Entre Ríos, Jujuy y Tierra del Fuego, los gremios también anunciaron que no concurrirán a las aulas.

Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri viajará a Corrientes donde dará inicio al ciclo lectivo junto al gobernador Gustavo Valdés, el intendente Walter Chávez y diversas autoridades. 

En el tercer y último encuentro con los sindicatos, la administración bonaerense volvió a ofrecer un aumento salarial del 15% más el reconocimiento anual por presentismo de hasta $6.000 por año, incluyendo una cláusula que permita revisar el acuerdo en el mes de octubre en función de la inflación acumulada.

En el discurso de apertura de sesiones, la gobernadora María Eugenia Vidal se refirió al conflicto en duros términos y resaltó la necesidad de seguir discutiendo, pero con los chicos en las aulas.

Fuente:LaTecla.