Florencio Randazzo cambia el eje de su campaña y apuesta a mostrarse como una alternativa para el 2019

El ex ministro y candidato a senador nacional buscará planifica una nueva etapa en su campaña electoral.

Los 559.516 votos que Florencio Randazzo sacó en la provincia de Buenos Aires generaron dos clases de reacciones en Cumplir. La mayoría se esperaba un resultado similar al obtenido y mantiene las expectativas de que el ex ministro quede bien parado después de las elecciones de octubre. Eso implicaría mantener la cantidad de votos y, en el mejor de los casos, aumentarlos.

La según reacción fue la decepción. Algunos de los intendentes que están en las filas randazzistas aún intentan digerir los pocos votos que sacaron en sus distritos. Muchos de ellos se quejaron porque Randazzo no los llamó para consolarlos después de las PASO. Hubo pataleo y quejas que generaron tensión. Finalmente, Florencio los llamó y taponó sus salidas. El líder de Cumplir está decidido a jugar hasta el final con los soldados que tenga a su lado.

La nueva campaña tendrá modificaciones. El ex funcionario del kirchnerismo cambiará los principales temas de los que habló en la antesala de las elecciones de agosto. La discusión por la falta de una PASO en el peronismo y sus gestiones durante la tapa que le tocó ocupar el ministerio del Interior y Transporte no serán parte del nuevo discurso. La apuesta será el futuro.

La nueva idea de la campaña será mostrar que Randazzo encabeza un espacio que busca convertirse en la base de un nuevo proyecto. Una semilla que empezó a germinar en estos comicios y que el principal fruto que traerá será una nueva fórmula para el peronismo. En Cumplir la mirada está puesta en el futuro, en la nueva discusión que, intuyen, comenzará a dar el peronismo a partir del próximo año. Creen que esta primera participación electoral es la forma de comenzar a posicionarse en esa discusión. En definitiva, consideran que están poniendo el primer ladrillo de un nuevo edificio.

"Nos vamos a seguir diferenciando de Cristina y confrontando con el gobierno. Nosotros apuntamos a un votante que crea en los valores de la política y en los ideales del peronismo", le aseguró a Infobae uno de los principales candidatos que tiene el randazzismo. Y agregó: "Ahora hay que redoblar esfuerzos. Tenemos en claro que Florencio salió tarde a mostrarse como candidato y por eso ahora debemos profundizar las recorridas".

Todo ese debate cambiará de acuerdo a los resultados finales de octubre. Para el futuro del peronismo no es lo mismo que Cristina gane en los próximos comicios a que salga segunda. Lo saben todos en el homogéneo mundo peronista. Inclusive, los que integran Unidad Ciudadana. El impacto simbólico y político será absolutamente diferente según el resultado. En Cumplir están seguros que la ex presidente perderá las próximas elecciones. Si esa predicción se concreta,

Randazzo quedará en pie y será uno de los protagonistas en la renovación. Para eso deberá conservar la mayoría de los votos que obtuvo en agosto. Esa es la apuesta. Construir en el presente para conseguir réditos en el futuro.

"A partir de octubre se termina la verticalidad en el peronismo. La discusión va a ser mucho más horizontal" , analizó uno de los hombres de peso en el randazzismo. Su afirmación está anclada en la idea de un nuevo tiempo del peronismo sin el liderazgo absoluto de Cristina Kirchner. Es decir, un movimiento que contenga al kirchnerismo, inclusive a la propia ex presidente, pero en el que liderazgo sea resultado de un debate interno. Los más arriesgados dentro del randazzismo creen que Cristina será parte del pasado en el 2019 y que ni siquiera tendrá margen para ser candidata a presidente.

En el mediodía de este martes los principales dirigentes de Cumplir se juntaron a almorzar en el centro porteño. Lo hacen con frecuencia para intentar contener a la mayoría de los candidatos. Durante ese encuentro discutieron sobre le nuevo eje que tendrá la campaña de Randazzo. "Estamos rearmando la campaña. Hay que planificar el recorrido en el territorio. Quizás tengamos que ir más veces al Interior y reforzar la presencia de Florencio en distritos donde ya nos fue bien", aseguraron desde el entorno del candidato a senador.

En el randazzismo la mayoría repite un concepto que instaló el propio Florencio. La pelea es a largo plazo. Todos los que decidieron jugar sus fichas a la candidatura del ex ministro tenían en claro que la apuesta era a futuro y que en el presente debían aguantar el viento en contra de la derrota.

Esa misma idea corre para los votantes que respaldaron al ex ministro. En Cumplir están convencidos que no perderán tantos votos en octubre. Creen que los votantes que ya los acompañaron lo hicieron sabiendo que no ganarían. En cambio, según consideran, aquellos que respaldaron a Sergio Massa con su voto esperaban que el líder de 1País peleara la elección con Cambiemos y Unidad Ciudadana.

Randazzo está convencido de seguir adelante. Será candidato en octubre pese a que en el kirchnerismo busquen vaciar la humilde arca de votos que tiene bajo su brazo. Los pocos votos conseguidos se revalorizaron frente a la clara polarización que marcaron los resultados. El oficialismo y Cristina apuestan a sacarle la mayoría de los votos. En Cumplir saben que el apoyo puede menguar en los próximos comicios,  pero no lo suficiente como para bajarse del barco antes de que llegue al puerto.

Fuente: Infobae