A Mosca le facturan la lealtad a Vidal: pintadas y comparaciones dignas de McDonald's

El presidente de la Cámara baja bonaerense fue blanco de críticas por parte de la bancada kirchnerista. Lucía Portos lo tildó de hacer funcionar el recinto sacando leyes "como si fueran hamburguesas de McDonald's". También aparecieron pintadas donde lo tildan de "botón". El titular de Diputados hace oídos sordos a las críticas y se alinea cada vez más con las solicitudes de la Gobernadora.

Manuel Mosca cumple a rajatabla con los pedidos de María Eugenia Vidal, y eso no cae simpático en la oposición y sobre todo en la bancada de Unidad Ciudadana-FpV. A los consabidos cruces que suele tener con el pehuajense Avelino Zurro por la implementación de votaciones nominales en proyectos puntuales, hoy se le sumaron dos legisladores más.

En primer lugar, durante su exposición, la diputada Lucía Portos cargó contra la dinámica que el bolivarense le impuso al recinto al sostener: "Me da rechazo lo que usted está haciendo al frente de la Cámara. Nosotros lo votamos a usted para que sea el representante de la Cámara frente al Ejecutivo, somos 3 poderes los que componemos el gobierno de la provincia de Buenos Aires y no forma parte  es su trabajo decirle todo que sí a la gobernadora ni sacar leyes como si fueran hamburguesas de McDonald's".

"5 sesiones tuvimos en el año, la comisión de asuntos constitucionales no sesionó una sola vez y ahora con el apuro de vaya a saber quién, cercenamos derechos con una guadaña como si fuera gratis y los trabajadores no importan", remarcó.

Además, Portos se enfureció con las sesiones sin público al afirmar "Da verguenza sesionar con esos palcos vacíos" al tiempo que hizo explícita su molestia por la elctura de las leyes que se tratan: "No se sabe qué punto de la orden del día se está tocando porque la leen como si leyeran los legales de un aviso de pasta de dientes".


"Usted es el empleado del mes y del año de Mac Donalds, pero no el empleado del pueblo, es el empleado de las corporaciones y esos son todos los que votan y le prestan las manos para dar quórum.  Sacan las leyes como si no existiera mañana, se cagan en todo, en el trabajo de los compañeros y el de las comisiones", bramó la legisladora K, en clara referencia al alineamiento del titular del cuerpo con la mandataria provincial.

Previo a ello, no fue el único episodio que Mosca mantuvo con los referentes de la bancada kirchenrista. Miguel Funes, tras pedir insistentemente la palabra, se quejó: "Se ve que se le hace difícil mirarme, se ve que lo incomodo porque en reiteradas veces tengo que levantar la mano para que me pueda ver, la próxima me traigo bengalas".

También, el recién ingresado Facundo Tignanelli le reprochó no haberle alcanzado un reglamento a su despacho para conocer cómo funcionan las sesiones.

Por último, en las inmediaciones de la Cámara baja hoy aparecieron pintadas con la leyenda "mosca Botón". Al menos, la misma se visualizó en dos frentes distintos.

Como se ve, el nuevo ciclo legislativo dejó en claro que Mosca deberá lidiar con bravíos debates y acusaciones que entran prácticamente en el plano personal. El, por lo pronto, sigue sin moverse un ápice del lineamiento que marca la gobernadora, a quien reconoce como conductora.