Los candidatos a concejales que le complican la campaña a Vidal

Al menos cuatro postulantes del oficialismo son noticia negativa para Cambiemos. Desde el testaferro del Momo Venegas a los cheques sin fondo que rozan al candidato bolivarense.

El gobierno provincial y nacional mira con principal atención el desempeño de, al menos, cuatro candidatos a concejales de Cambiemos, que le han traído algunos dolores de cabeza por tener prensa de la mala. Se trata, puntualmente, de los postulantes oficialistas, Marcos “Cotoco” García (Partido de La Costa), Segundo Cernadas (Tigre), Carlos Regazzoni (Almirante Brown) yJosé Gabriel Erreca (Bolívar). 

El candidato de la Costa, Cotoco García está apuntado por la hija del fallecido líder de la UATRE y principal sindicalista de Cambiemos, Gerónimo Momo Venegas. Puntualmente, María Eva Venegas, acusa al postulante por el oficialismo de quedarse con la plata de su padre.

María Eva salió con los tapones de punta contra Cotoco. “Es un garca y un traidor” dijo la hija del Momo sobre el primer candidato a concejal de Cambiemos en La Costa. Además relató que García se hizo presente el velorio de su padre y le pidió que se quede tranquila.  “La verdad que no sé qué habrá hecho con la plata que le dejó mi padre para la campaña porque se compró autos nuevos”.

También, en diálogo con FM Encuentro de Las Toninas, Venegas hija aseguró que García tenía dinero de su padre. Cotoco García ganó las internas por Cambiemos al competir con la boleta amarilla. Alcanzó el 38,8% de los votos de los 41,7 que obtuvo la alianza que llevó a Esteban Bullrich como candidato a senador nacional. 

En Tigre, Segundo Cernadas también fue noticia. Días atrás la señal TN difundió un video en el que, desde una mesa de Cambiemos, aparentemente gestionaban la realización del DNI. Mezclando la cuestión partidaria con la función del estado. Una de las mujeres que tenía una pechera de Cambiemos era la que gestionaba el trámite y pedía el voto por Cernadas. El intendente de Tigre, Julio Zamora (Frente Renovador), advirtió que haría una denuncia penal por “malversación de caudales públicos”. 

A través de un comunicado, Cernadas  explicó que “esa mesa de cambiemos no estaba dentro del operativo del Estado en tu Barrio, en esa mesa no se realizaba ningún tipo de trámite de los que debe realizar el Estado. Esa mesa estaba a pocos metros de otra mesa del Frente Renovador. La chica que habla es una militante que justamente trata de que el Frente renovador no siga utilizando políticamente nuestro trabajo con los vecinos”. 

En Bolívar se da, quizás, el caso más controversial. Por un lado la interna del radicalismo entre el ahora candidato a concejal por el radicalismo, José Gabriel Erreca, y su competidor en las Primarias, Ricardo Criado no terminó de suturar. Fue, de hecho, uno de los motivos que hicieron que el presidente cerrara la campaña por el interior bonaerense de Cambiemos en Azul y no en Bolívar como estaba, pautado desde un principio. Pero hay más. 

Erreca quedó en el ojo de la tormenta. Su relación con el ex concejal por la UCR,Claudio Carretero lo deja en una posición más que incómoda. Desde hace semanas que buena parte de la sociedad bolivarense está convulsionada. Saltó en las cuentas del Banco Central que Carretero –socio político de Erreca- acumula más de 13 millones de pesos en cheques rechazados con siete bancos distintos: Galicia, Nación, Banco Provincia, Banco Santander, Banco Industrial and Commercial Bank of China, BVVA Banco Francés y Banco Credicoop.


 

Emitía cheques propios de otros bancos, para cubrir las deudas de préstamos que tenía en el banco Santander, que es la entidad en donde se alerta de los movimientos. Por esa operación quedó desplazado el gerente de la sucursal de Bolívar, en el banco de origen español

Carretero es productor agropecuario y en esos cheques sin fondos hubo varios que se entregaron a vecinos de la localidad. La principal actividad productiva de la ciudad es la agrícola-ganadera. Rápidamente el comentario empezó a circular por la sociedad bolivarense. 


 

Carlos Regazzoni es el candidato a concejal por Cambiemos en Almirante Brown. Fue el director del PAMI hasta que lo echaron. Su salida de la administración fue política y por pelearse con el tándem Gustavo Lopetegui - Mario Quintana, los laderos del jefe de Gabinete  Marcos Peña e integrantes de la mesa chiquitísima del presidente Mauricio Macri. Le pidieron un ajuste en la prestadora, no lo hizo y se fue. 

Sin embargo, como informó Letra Pla salida de Regazzoni también se vio anexada al desplazamiento de casi doscientos jerárquicos en el PAMI. Todos, nombrados por el candidato de Almirante Brown. En total habían desembarcado casi 500 funcionarios y colaboradores, muchos de ellos sin paso por la función pública, que le significaron al organismo un gasto de alrededor de 20 millones de pesos mensuales en sueldos. Para peores, días atrás, Regazzoni dio una entrevista al Cronista en el que aseguró que todo lo que hizo fue “consensuado con el presidente”. 

Durante las elecciones primarias, Cambiemos no pudo hacer pie en Almirante Brown. Sacó el 27% de los votos. No es un número menor, aunque Unidad Ciudadana se alzó con el 41,5% y la tendencia no parece variar. 

Fuente: LetraP