Recomendaciones para prevenir golpes de calor

Desde la Municipalidad de Bolívar, se ofrecen distintas recomendaciones ante las altas temperaturas que se esperan para esta semana, según la información brindada por el Servicio Meteorológico Nacional.

Durante esta semana se esperan temperaturas que llegarán a los 37 grados centígrados. Ante esta situación es muy importante tomar ciertos recaudos. La Municipalidad ofrece algunas medidas que deben tomarse en cuenta para evitar golpes de calor.

Cualquier persona puede ser víctima de un golpe de calor, sin embargo deben tener especial cuidado las embarazadas, los bebés, los niños pequeños, los adultos mayores de 65 años y las personas con enfermedades crónicas.

Es importante estar alerta ante los siguientes síntomas y consultar al médico en caso de que aparezcan: temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, piel seca, cansancio o debilidad, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza. En los bebés se puede evidenciar la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal. También irritabilidad con llanto inconsolable en los más pequeños.

Para evitar un golpe de calor, es primordial no ingerir bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, tampoco bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido. Evitar bebidas muy frías o muy calientes, comidas calóricas e ingerir frutas y verduras. Se debe tomar abundante agua durante todo el día, reducir la actividad física en los horarios de mayor calor y permanecer en lugares ventilados.

En cuanto a los niños, si son lactantes, darles el pecho de manera más frecuente. Cuando tienen más de 6 meses, ofrecerles continuamente líquido. Vestirlos con ropa holgada, liviana, de colores claros o incluso desvestirlos, bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia, evitar que se agiten. Los adultos mayores y mujeres embarazadas deben permanecer especialmente bien hidratados y extremar las medidas de cuidado.

No se deben exponer al sol en el horario del mediodía o bien, si no se puede evitar la exposición, debe protegerse de sus efectos con el uso de ropa adecuada (sombreros, ropa de manga larga) y protectores solares adecuados.

El golpe de calor puede ser muy grave, en especial para los bebés y niños pequeños. Por eso, ante los primeros síntomas no demore en consultar al médico o acercarse al centro de salud.