Los alumnos del curso Animador sociocultural artístico especializado en artes visuales varían enormemente en su habilidad de percepción y aprendizaje;  es decir se deben considerar los requerimientos didácticos individuales.

Si bien la información les llega a través del instructor en forma oral y en formato PDF a través de un grupo cerrado de Facebook, son las experiencias directas las que afirman los conocimientos. La mayoría requiere experiencias más concretas que incluyan los dispositivos y medios audiovisuales que dispone la escuela, es por este motivo que las clases prácticas son tan nutritivas para el conocimiento del alumno.

En Bolívar existen muchos factores culturales que afectan el aprendizaje; por tanto los alumnos necesitan de una amplia gama de experiencias que incluya aspectos reales, representaciones visuales y símbolos abstractos. Estas necesidades de aprendizaje son trasladadas por el instructor Adrián Ituarte de una manera amena en la práctica y firme en los contenidos.

Las nuevas necesidades y expectativas laborales que el alumno tiene aconsejan una mayor participación del mismo en el aprendizaje mediante métodos participativos y de experimentación.

Son las clases prácticas de Artes Visuales de nuestro CFP Nº 402 una vez más las que superan muchos programas educativos actualmente en oferta, ya que los resultados pueden ser apreciados en términos de eficacia y flexibilidad.

La demanda de empleo o capacitación en multimedia, exige una preparación que obliga al conocimiento de todo aquello que tiene que ver con la sociedad de la información, las nuevas tecnologías, la multiplicidad y variación profesional, la interacción de recursos, y en fin, de todo aquello que facilita la inserción laboral y profesional.

En el curso de “Artes Visuales”, que se dicta en el edificio de la EP Nº6 de Bolívar, la utilización de nueva tecnología facilita la orientación de los trabajos prácticos de los alumnos. Es decir, los nuevos patrones didácticos aplicados en la escuela suponen una amplia participación en la planificación y producción de materiales de multimedia que se adecuan a las necesidades que los integrantes del grupo de aprendizaje plantean en clase.

El uso de la tecnología para mejorar la comunicación obliga a cambiar los métodos rutinarios por otros más ágiles para alcanzar las metas educativas del Centro de Formación Profesional Nº 402.

La verdadera humanización de los contenidos y el sello personal sólo pueden conseguirse con el uso adecuado de los recursos tecnológicos, que liberan al instructor del trabajo rutinario y de la mera transmisión de información, para permitirle realizar el trabajo de orientador y guía en la formación de sus alumnos.