Luego de más de treinta años de trayectoria se retiró de la docencia Elizabet Ubach

Luego de 32 años de trayectoria en la Escuela de Educación Media N° 5 “Rufino Sánchez”, el viernes pasado se llevó a cabo en la unidad Penal N° 2 de Sierra Chica, el acto de despedida de su directora, Elizabeth Ubach.

Con la presencia de sus alumnos, plantel docente, la inspectora de Educación de Adultos distrito Olavarría Romina Caminada, autoridades penitenciarias y docentes jubiladas de la institución, fue reconocida la amplia trayectoria de la docente en esta escuela a la que vio nacer como EEM N° 5 en el año 1987 y que a partir de este año pasará a denominarse Centro Educativo de Nivel Secundario N° 455.

Mariela Merlos, su vicedirectora, fue la encargada de llevar adelante la reunión donde en primera instancia fueron sus alumnos Tito, Braian y Lucas quienes le entregaron un presente floral en nombre de todos sus compañeros.

La emoción fue el hilo conductor que atravesó a todos los presentes y muy especialmente a Elizabeth. María Elisa Simona, quien es docente, preceptora y amiga personal de la agasajada se dirigió a los presentes destacando que “hoy te vas del sistema querida Ely, dejás tu carrera docente para empezar otra etapa, dejas tu querida escuela, en la que estuviste más de 30 años, quedarás en nuestros corazones, en nuestros recuerdos y en cada rincón de nuestra Media 5.

“Has sido docente por vocación, directora con pasión, has gestionado día y noche, coordinado, organizado, mediado casi 24 horas al día, sin sábados y ni domingos más de una vez, has sido docente y directora a tiempo completo, tu teléfono nunca dejó de sonar en estos años de dirección de la escuela. Por eso a partir de ahora vas a tener que hacer un esfuerzo muy grande para no sentarte en el auto y salir para sierra chica donde en cada curva del camino está tu historia”, le dijo emocionada y con cálidas sonrisas cómplices de sus compañeros.

También se dirigieron a la homenajeada sus alumnos en las palabras de Ariel, quien no ocultó sus sentimientos al decir que “nuestra directora con el pasar del tiempo se fue ganado el corazón y el respeto de todos aquellos que formamos parte de esta institución. Cómo agradecerle todo lo que ha hecho durante todos estos años, con su vocación, paciencia empeño y cariño logró transformar nuestras vidas, dándonos la oportunidad de aprender y de superarnos. Y aunque nos encontramos privados de la libertad nos ha hecho sentir libres de pensar y de actuar en un entorno escolar como estudiantes y no como internos”.

Ariel remarcó el apoyo que sintieron, “nos enseñó a no bajar los brazos, a no darnos por vencidos pese a todos los obstáculos que se puedan presentar; con vocación y perseverancia nos estimuló a pelear por nosotros, por nuestro futuro, por nuestra libertad. Por eso no tenemos más que palabras de agradecimiento, siempre va a estar en los corazones de todos los estudiantes que se fue ganado con amor y respeto”.

Un momento especial fue la puesta en escena de una obra teatral a cargo de los alumnos de cuarto año de la escuela junto a la profesora María Inés Banegas. El objetivo de la misma fue representar “lo que significó Elizabet en la vida de todos nosotros, los obstáculos que tuvo que atravesar, cómo tomaba fuerzas y volvía a comenzar cada vez. La valija representaba todo lo que ella se lleva de este lugar, las relaciones y los momentos vividos, por lo cual no debe ser fácil tomar la decisión de irse. Ella entregó mucho y se lleva en igual medida de cada uno de nosotros”.

Antes de darle la palabra a la homenajeada, Mariela Merlos le entregó la bandera de la Media 5 como símbolo de su labor fundacional en la institución, en la rama secundaria, que se inició con ella y finaliza con su retiro para pasar a formar parte de la Rama de Adultos. El plantel docente con la participación de Caminada y docentes retiradas le obsequiaron también una medalla de plata realizada por el reconocido orfebre Armando Ferreira y un viaje al norte de nuestro país.

Al tomar la palabra Ubach agradeció al Servicio Penitenciario por el apoyo que le brinda a la escuela y a quienes han sido parte de ella acompañándola en sus más de treinta años de trayectoria. “Como siempre les digo a los muchachos: la educación es su derecho y ese derecho está para cumplirlo y para hacerlo cumplir, porque ustedes merecen, además de transitar por la pena que los trajo aquí, salir fortalecidos, lograr la resiliencia para poder ser personas de bien en el futuro en la sociedad. Este espacio de la escuela es uno de los pocos con que cuentan para ser libres, acá vienen como estudiantes ejerciendo el derecho de pertenecer a una escuela”.

También recordó que “en estos años muchos docentes y alumnos han pasado por las aulas y por mi vida, porque 31 años, 11 meses y 12 días es toda la vida que me atrevesó. Hacer en este contexto es difícil pero se puede, por eso a quienes continúan les pido que sigan luchando para que la escuela trascienda, para que se vea, para que los proyectos en los que se trabaja salgan detrás de los muros y que sea conocido el esfuerzo por cambiar de nuestros alumnos”.

El profesor de música Gustavo Corvi le dedicó el tema “A mi manera” que fue coreado por todos los presentes quienes luego compartieron un ágape.