Los niveles superiores y formación profesional comenzaron las clases en contexto de encierro

Con una importante matricula comenzaron el ciclo lectivo en las Unidades Penales de Sierra Chica el Instituto Superior de Formación Técnica N° 130 y el Centro de Formación Profesional Nº 402.

La formación terciaria en la Unidad 2 tiene una importante aceptación entre los privados de la libertad, los estudiantes tienen la posibilidad de cursar las carreras de Administración con orientación en Marketing y Trabajo Social. La matrícula de este año es de 33 internos en el primer año de Trabajo Social y 26 en Marketing. En total, es decir teniendo en cuenta el resto de los cursos, son más de 100 los alumnos que se encuentran en sus aulas.

 La ingeniera Maylén Parra Castillo es la directora del ISFT Nº 130 quien junto a su secretaría Gabriela Hohl, el regente Sebastián Ostertag y Elizabeth Ubach como jefe de área, encabezan un plantel de alrededor de treinta docentes.

Por otra parte, el Centro de Formación Profesional Nº 402 brinda a los internos de la Unidad 2 la posibilidad de formarse como Operador de Informática dictado por la instructora Alicia Dirgam; Tapicería con el instructor Alberto Alzamendi; Electricidad y  mantenimiento de edificios a cargo de Héctor Fischer; Carpintería con Rómulo Spinella y Aparado de calzado con María Eugenia Pérez. Este año las clases empezaron con una matrícula de 114 estudiantes.

En la Unidad 38 ofrece como propuestas talleres de soguería, cestería, telar mapuche y la novedad de este año es energía solar. El número de inscriptos a estos talleres asciende a 50 alumnos. Mientras que en la Unidad 27 comenzaron los cursos de roticero y panadero, con una matrícula de 25 alumnos; apicultura y peluquería unisex con 11 alumnos cada uno y bobinados de motores eléctricos con 27.

En la Unidad 27 continúan desarrollándose los talleres culturales anuales de Braille y encuadernación a los que concurren tres internos en cada uno y trabajan cinco internos en el taller de Costura solidaria. En ellos se busca reinsertar a los internos a través de trabajo solidario para diferentes instituciones, ofreciendo su mano de obra sin fines de lucro, utilizando materiales reciclados y donados por diferentes funcionarios y civiles.

En cuanto al Nivel Universitario, en la U38 funciona el Centro “Manuel Belgrano” donde hay 35 alumnos cursando las carreras que ofrece la facultad de Ciencias Sociales dependiente de la UNICEN. En la Unidad 27 hay un inscripto en la Licenciatura en Antropología.